viernes, 17 de julio de 2009

Ciudad de cal


fluye la ciudad

como en caricatura

una esquina

un hotel

una plazuela

con una fuente seca

todo

oscuro

oscuro

todo

con una fuente seca

una plazuela

un hotel

una esquina...


*


Miras

el puente

con sus barandales amarillos

y el camellón

ínfimo

intermedio

esperando al peatón equilibrista.


*

andar la misma calle

cada vez,

como si fuera otro país

otros los zumbidos

de los coches pasando,

otras las sombras

alargadas

de los mismos edificios


otras las mujeres

hundiéndose en nuestros dedos

aunque sean siempre

la misma

triste.


otro el abismo

pero no

el mismo país con sus bardas

pintarrajeadas

de los mismos aerosoles baratos

con la misma simpleza

entre los trazos

el mismo país

con nuestras madres

con sus hijos


(nuestros)


abandonados

en el mismo parque

donde descubríamos

de niños

parejas que se besaban

tras los árboles


cruzar maravillados

la misma amplia

plaza

en la que se repite

el organillero

con sus notas.

10 comentarios:

Gabriela dijo...

tsssss.....
ya sabemos quien mato a la ruca!!!

Esponjita dijo...

¡Es genial!
Sobre todo me gustaron el versito de en medio de los camellones (¡qué cosa más perfecta!) y el cierre del organillero...

No sé si es que hoy estoy especialmente sensible, pero las imágenes me llegaron muy claramente. Definitivamente el poema es extraordianrio...

Esponjita dijo...

¿le puedo pedir prestado el del camellón para ponerlo en mi bló? ¿sí?...

Nahual dijo...

Buen poema, me ha gustado, sí señor.

Это не важно dijo...

Gracias a todos y una disculpa por el retraso!!
Esponjis: me daria mucho gusto que el material nuestro del montonal viajara a otros blog, asi qeu muchas gracias por tomarnos en cuenta!
saludos

Itzel dijo...

Hermoso poema. Sus palabras me hacen pensar en una ciudad fantástica, pero sus imágenes me recuerdan que puede ser la ciudad donde vivo. Descubro entonces que hay otras formas de estar en este lugar.

Trompetista de Falopio dijo...

¡Bravo! Me gustó mucho.

juan carlos dijo...

por qué no dan crédito al autor de esa fotografía. Deberían dar ese tipo de créditos.

Trompetista de Falopio dijo...

P.D- El último poema me encantó. Hoy volví a leerlo.

isis dijo...

Это не важно,
quisiera
contestar el poema
de su
(sí, nuestra)
ciudad,
con palomas
que al volar
alcen los flecos
de los niños.

Seguidores